EFECTOS SUBJETIVOS DE LA CRISIS/ESTAFA

Segunda ponencia de la mesa redonda sobre el Impacto de la crisis/estafa en la salud mental  de LILIANA MONTANARO el 11 de octubre de 2016 en la Factoría Cultural Coma Cros de Salt, a quien agradecemos que nos permita publicar su artículo.

En el título de mi trabajo se articulan dos variables que no son opuestas: el individuo con su subjetividad y particularidad de cada uno, con su propia historia y por otro lado, la sociedad en este momento particular que estamos viviendo donde impera la crueldad del neoliberalismo. Es una oposición falsa ya que desde que nacemos estamos en contacto con el Otro del cual dependemos para vivir, y que por su mediación aprendemos el lenguaje, los valores, la cultura. Se trata entonces del Otro del amor, de la dependencia (léase los padres o quienes ejercen su función), también el otro semejante (léase hermanos, amigos) pero también el otro del odio, el enemigo, el diferente al que se intenta destruir de distintas maneras. Esta es la primera cuestión que quiero decir y que no es mía ; es de Freud de 1921 (Psicología de las masas y análisis del yo).
Es una oposición falsa además por otras razones actuales: porque el neoliberalismo PRODUCE SUBJETIVIDADES. O sea esta determinada sociedad capitalista neoliberal que en su alcance es ilimitado toma como motín a la subjetividad. Y esta es su novedad: la producción de subjetividades según el modelo empresarial, competitivo y gerencial de la existencia. Este es un concepto de Jorge Aleman.
Hasta tal punto que hoy en el discurso corriente oímos hablar de “GESTIONAR LAS EMOCIONES” como si cada uno de nosotros fuera un empresario de sí mismo. Y de eso se trata, es lo que se intenta. Escuchad el lenguaje cómo va cambiando; es importante; gestión, zona de confort, pasar página … ante duelos o problemas sin elaborar. Una especie de robotización del ser humano presionado por los imperativos sociales cada vez más fuertes: “HAY QUE SER FELIZ”, “HAY QUE APROVECHAR EL TIEMPO AL MÁXIMO “, “NO SE PUEDE ESTAR TRISTE”. Este imperativo que podemos llamar : obligación de ser feliz ha dado como consecuencia un gran negocio : la proliferación de las publicaciones de autoyuda. Hay autoayuda para todo lo que se nos ocurra. Aquí , en este fenómeno social vemos cómo funciona la explotación del sentimiento de culpa (otra característica de nuestra época y su subjetividad). Diríamos: “Hay que ser feliz, … y si no lo soy, la culpa es mía que no sé gestionar mis emociones, acudo a un coach o/y a un libro de autoayuda para solucionar esto de lo que soy culpable y volver a lucir en todo momento esa sonrisa pueril “. Son todas subjetividades basadas en el esfuerzo personal yoico, y en promover la autorrealización a toda costa: el emprendedor, el éxito individual…el que se hace a sí mismo.. Por suerte, existe el inconsciente que se opone a estos imperativos del goce a través de síntomas y patologías. Hay incluso autores que describen a la anorexia como una huelga ante el consumismo feroz.. (recuerden que no se da en África por ej.) o a la bulimia y las drogodependencias como un consumidor que se consume …
La segunda cuestión que quiero marcar es, podríamos decir : una “mala noticia” (así lo llama Jorge Alemán, psicoanalista, filósofo, poeta, miembro de Podemos y de la A.M.P.) que proviene del psicoanálisis y que todos podemos constatar : El malestar en la cultura o en la civilización es estructural . Y esto quiere decir que mejor olvidarse de las utopías de sociedades perfectas y armoniosas; siempre habrá algo que falla y que queremos modificar. Y esto es lo que permite el desarrollo y el cambio.
Y en tercer lugar y relacionado con la segunda cuestión : la noción de conflicto como inherente al ser humano : conflicto entre las pulsiones individuales y las restricciones, coerciones que impone la cultura y que varían en cada momento histórico. La civilización se construye con una progresiva renuncia de las pulsiones sexuales y agresivas a las que se les imponen sublimaciones culturales y éstas vuelven sobre las pulsiones para modificarlas y esto en un circuito sin fin.
– Entonces, la civilización es una solución de compromiso, un acuerdo que implica concesiones mutuas, acuerdo que permanentemente es impugnado y por lo tanto cambia y tiene que someterse a nuevas negociaciones. Lo vemos con claridad con la homosexualidad que pasó de ser perseguida a ser aceptada y al matrimonio legal. Este pensamiento que es freudiano no es de Freud sino de Zygmunt Bauman , sociólogo, filósofo polaco de 94 años , uno de los mas importantes pensadores contemporáneos que fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de 2010. Es muy conocido por lo que él llamó modernidad LIQUIDA, refiriéndose a nuestro tiempo. El significante líquido es una metáfora que la utiliza para caracterizar a nuestro mundo actual. Lo líquido fluye, es volátil, es la figura del cambio y se contrapone a lo sólido que conserva su forma y perdura en el tiempo. Líquida es la precariedad, la volatilidad de los trabajos y las relaciones, la falta de certezas. Lo líquido se refiere también a la flexibilización laboral, a los contratos-basura que impiden planificar el futuro, la desregulación y liberalización de los mercados. Todo lo que nos sucede hoy y que justifica el nombre de una asociación política: JUVENTUD SIN FUTURO.
Estas son mis referencias
Ahora estamos pasando por un largo período de depresión económica posterior a lo que yo llamaría período maníaco que se caracterizó por la bonanza económica, el consumismo a tope, la velocidad del consumo de objetos que caducaban rápidamente, que nos impulsó a ese circuito de goce casi imparable. Circuito típico del capitalismo donde el individuo es considerado un mero consumidor y no un sujeto y donde lo que se valoriza es el tener y no el ser… Somos por lo que tenemos y mostramos se podría decir…

Robert Castel

Robert Castel
Actualmente ese consumismo ha quedado restringido a ciertos sectores de la población: los poderosos que aún están inmersos en ese goce adictivo. Sino ¿cómo se podría llamar ese deseo feroz de acumular dinero? ¿No es acaso una adicción? Y se amplía cada vez más esa brecha enorme de la desigualdad social que separa a los consumidores, los que pueden comprar… los que tienen, de los que ya no pueden consumir, no tienen, ni siquiera trabajo ni casa…. Sector cada vez más mayoritario que ha sido llamado PRECARIADO en sustitución de proletariado. Término acuñado por Robert Castel, sociólogo francés contemporáneo. Es una condensación entre dos palabras en francés Precarité y SALARIÉ También Jordi Evole en Salvados realizo un programo sobre el Precariado. Lo pueden buscar por internet. Y este precariado va produciendo un fenómeno social que es la exclusión, la marginación social y el ser humano considerado como desecho : se le quita el trabajo, se le quita la vivienda, se terminan las ayudas sociales y entonces pasa a ser un excluído que se quiere “eliminar” por las alcantarillas del sistema.
– Hay un ejemplo claro de esto en Francia, que no sé si recordarán: sucedió entre los años 2008-9 cuando en Telecom decidieron trasladar a 14.000 empleados hacia otros destinos y despedir 22.000 . Hubo una gran cantidad de suicidios unos 60 en 3 años, algunos con cartas de despedida que mostraban su desesperación, otros en la misma empresa; en fin suicidios relacionados a esta situación de desamparo. En julio de este año se llevó a cabo el juicio contra los directivos por acoso moral.
Este es mi marco teórico y descriptivo
Pero uds. dirán: ¿Que tiene que ver con los problemas subjetivos actuales como el aumento de la depresión y la angustia? Pues mucho . Ya mencioné la creación de subjetividades por parte del capitalismo. También me voy a referir a las problemáticas subjetivas actuales: Desde el comienzo de la crisis (2007) en Catalunya ha habido un aumento del 19% de casos de depresión, un aumento del 8,4% de casos de ansiedad y en 2010 un 4,8% más de alcoholismo. Y esto hay que pensarlo…y proponer medidas y actuar. Se trata como decía antes de una época de depresión económica, de pérdidas, de recortes, de pérdidas del bienestar, pérdidas de la vivienda, pérdida de un estilo de vida, del futuro, pérdida de la seguridad… Y sabemos que las pérdidas están íntimamente ligadas a la depresión. Cuando alguien viene a nuestra consulta afectado por una depresión, pensamos rápidamente qué habrá perdido este sujeto. No tiene porqué ser algo concreto : un ser querido, un país… puede ser simplemente la esperanza….
Estas pérdidas sociales activan y disparan otras pérdidas anteriores, históricas de cada cual, disparan pérdidas propias de la vida de cada uno. Entonces, las reacciones depresivas y angustiosas se refuerzan. Se relaciona en particular con la angustia más primaria del ser humano que es la angustia ante el desamparo (HILFLOSIGKEIT). Es la angustia del bebé que depende del Otro para sobrevivir. Que luego más adelante se relaciona con la pérdida del amor. Entonces, cuando te quedas sin hogar, sin trabajo, sin posibilidades es el desamparo más absoluto que reaparece y que había dejado sus huellas inconscientes Voy a dar un ejemplo importante.
Leí un artículo muy bueno de Ada Colau donde ella relata su experiencia en la PAH. Ella y sus compañeros de la PAH creían a priori que al relacionarse con las personas desahuciadas se encontrarían con personas llenas de un odio intenso y que habría que canalizar esa rabia hacia algo constructivo. O sea lo que el psicoanálisis llamaría sublimación; en lugar de romper los cristales de los bancos, canalizar, sublimar el odio hacia las reivindicaciones posibles. Pero se equivocaron y encontraron una realidad muy distinta. Leo la cita textual: